Los “Dominican Don’t Play” llegan a Madrid

Esta banda se ha convertido en la más importante en la región tras los últimos golpes policiales a los Latin King y los Ñetas.

La banda Dominican Don’t Play (DDP) no tiene una estructura tan potente como los Latin King, son más bien anárquicos, enemigos acérrimos de los Ñetas y se han convertido últimamente en la banda latinoamericana más poderosa de Madrid. Su aparición en la capital, según la información que maneja la Policía, data de diciembre de 2004. Antes, un jefe de esta banda en Estados Unidos había venido a crear la organización, que poco a poco se ha ido nutriendo de desertores de los Latin y los Ñetas, así como de nuevos miembros. Hasta ahora la Policía tiene identificados a 200 jóvenes pertenecientes a los DDP.

 Así son los DDP

Perfil

 La mayoría son dominicanos con edades entre los 15 y los 23 años. Muchos han nacido en España y otros ya cuentan con la doble nacionalidad (dominicana y española). Admiten a colombianos y, excepcionalmente, a ecuatorianos, ya que contra éstos el odio es «visceral».

Organización

No cuentan con una estructura ni una ideología tan definidas como los Latin King, pero la jerarquía es similar.

Zonas

Centro, Tetuán, Villaverde y Carabanchel. Entorno Familias desestructuradas, violencia doméstica, abandono y un gran «resentimiento social».

 

Lddpad3ap8levan collares con los colores azul y rojo de la bandera dominicana.

Anuncios

Dos caras de la asociación Ñeta

Los Ñetas son una asociación latina fundada alrededor de 1979 como una organización en pro de los derechos de los presos en la prisión de Oso Blanco, Puerto Rico.

%C3%91etas

Esta banda en la actualidad es acusada de múltiples crímenes y violaciones, aunque en algunos lugares de España ya está en vías de legalización junto con su banda rival los Latin Kings. Sus colores son comúnmente blanco, azul y rojo, los colores de la bandera de Puerto Rico.

Los Ñetas tienen un estricto código de conducta y no toleran en sus filas a confinados cumpliendo penas por violación, actos lascivos, abuso de menores o ancianos, ni a policías o empleados gubernamentales presos por corrupción. Consideran estos delitos, y varios otros, como deshonrosos, y no acorde con su filosofía. Tampoco aceptan “chotas” o confidentes.

Su líder máximo es Bonifacio López Rivera, quien cumplió condena en la institución de máxima seguridad 292 de Bayamón.

Carta abierta a la ciudadanía de Bonifacio López Rivera.

El 18 de Agosto del 2007, Bonifacio López Rivera emitió una carta pública dando a conocer su opinión acerca de la situación en España respecto a los llamados Ñetas en dicho país:

Como Máximo Líder de la Asociación Pro Derechos y Rehabilitación del Confinado (ÑETA), nos sentimos avergonzados de conocer a través de nuestros familiares que un grupo de personas residentes en España, de diferentes nacionalidades, ‘ensucien” el nombre de los hermanos confinados en la Isla.

Para conocimiento general, esta organización se fundó para la década de los ’70 en busca de proteger a los hermanos más débiles por los abusos que ocurrían dentro de las instituciones carcelarias en nuestro país, problemas de hacinamiento, alimentación y servicios de salud, lo que provocó una demanda federal que todavía está vigente en el Tribunal Federal hace 28 años.

Desde esa época para acá, nuestra Asociación ÑETA a evolucionado hasta el punto que nuestros familiares han recaudado fondos para pagar los abogados que han radicado múltiples demandas en los tribunales abogando por nuestros derechos mediante la impugnación de reglamentos inconstitucionales y por actos ilegales que cometen funcionarios de la Administración de Corrección, que violan un sinnúmero de leyes estatales y federales.

Reclamamos además estudios y mayores programas de rehabilitación previo a salir a la libre comunidad como hombres y mujeres útiles que deseamos aportar a la comunidad cuando salgamos.

Mientras esto ocurre en Puerto Rico, pensamos que era buena idea que personas en la libre comunidad que quisieran aportar con su apoyo a los confinados puertorriqueños en otras partes del mundo como Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.

Para eso fue que dimos autorización de pensar en crear grupos fuera de las cárceles del país, pero no para que se convirtieran en gangas para pelear con otros grupos como los Latin Kings, porque no son nuestros enemigos ni tenemos nada en su contra, y mucho menos para andar intimidando a la población en general con palos, cuchillos en mano y revólveres. Eso es intolerable.

Desde Puerto Rico, les dejamos saber al mundo que estos supuestos grupos que alegan ser ñetas y no cumplen con nuestra filosofía de luchar por el bienestar común porque no brindan ningún apoyo emocional a los hermanos confinados, ni a sus hijos y familiares, NO PUEDEN UTILIZAR EL NOMBRE DE ASOCIACIÓN ÑETA para cometer fechorías.

Nosotros, la única Asociación ÑETA que agrupa a unos 10,000 confinados en Puerto Rico, sencillamente somos reos que estamos cumpliendo tras las rejas nuestra deuda con la sociedad por delitos cometidos y errores por falta de conciencia en un momento dado de nuestras vidas, pero desde hace más de tres décadas luchamos desde la cárcel por más programas de rehabilitación, educación y por vivir en paz y armonía tras las rejas.

Algo bien importante es que los ñetas solo existimos en cárceles de confinados adultos y por tanto, ningún adolecente en Puerto Rico ni en ninguna parte del mundo pordría ser ñeta, solo podría ser solidario o amigos de los confinados ñetas, pero no un verdadero ñeta.

En nombre de de todos los hermanos miembros de la Asociación ÑETA, invitamos a esos jóvenes que utilizan nuestro nombre para cometer actos delictivos, a que reflexionen y busquen otro nombre para formar bandas o grupos porque no caben en nuestras filas.

Así no se hace patria y recuerden que algún día pueden caer presos y los verdaderos ñetas no podrían convivir con ustedes porque su comportamiento no demuestra nada.

España ni Puerto Rico se merecen esto.

Bonifacio López Rivera, Líder Máximo de la Asociación Pro Derechos y Rehabilitación del Confinado (ÑETA)

Latin Queens

07_ig_queens

Las chicas también pueden formar parte de la Nación. Formar parte de forma activa, no sólo como novias o parejas de los Reyes. Como los hombres, han de pasar por un violento rito iniciático, han de respetar las reglas de la banda y tienen derecho a dar rienda suelta a su rabia y a su furia.

Curiosamente, entre las Latin Queens aparecen muchas chicas españolas, al contrario que entre los varones, cuya inmensa mayoría son de origen latinoamericano. Las adolescentes españolas, desde muy pequeñas, se ven atraídas por el ambiente chulesco de los Kings, por su actitud, sus colores y sus ritos. Como decía Lisa Bonnet en “El corazón del ángel”, siempre son los malos los que hacen latir deprisa el corazón de una chica.

 Los Kings les cuentan acerca de sus dificultades de adaptación en España, de su necesidad de defender una cultura de la que se sienten orgullosos, de sus rectos principios y su fortaleza. Y las niñas caen hechizadas bajo su influjo.

 Pero luego llegan las peleas, los pinchazos con las navajas, los puñetazos y los moratones. Porque a las Queens no les gusta la competencia de las españolitas y las provocan y agreden con saña, las obligan a robar a sus familias para aportar la cuota para la Nación y las llevan a vivir situaciones límite.

 La vida de las Reinas Latinas, desde luego, no es fácil. Junto a las sevicias propias pertenecer a la Nación, han de convivir con el tradicional machismo y conservadurismo sexual de los latinoamericanos, de forma que, por ejemplo, en caso de separarse de un Rey, han de guardar “luto” durante un mínimo de seis meses antes de comenzar una relación con otra persona.    

 Los Mossos d’Esquadra sostiene que las pandillas juveniles femeninas suelen ser tan agresivas como las masculinas y cometen actos delictivos y violentos en lugares como el metro, las discotecas y otros centros de reunión de los jóvenes, aunque apunta que no son grupos organizados criminales, sino que la dinámica de la banda les acaba llevando a delinquir.

La actuación policial.

Se tiene constancia desde hace casi cuatro años de la presencia de este “grupo organizado y violento” en las calles de la capital de España. Pero ese no es su único feudo: los “reyes” tienen otros tres territorios: el Reino Hispano (Barcelona), el Reino Maya(Valencia y Alicante) y el Reino Azteca (Murcia).

No son un fenómeno aislado, sino un auténtico ejército. Con 50 líderes en
Madrid y casi 1.300 miembros estimados en toda España, repartidos por sus
cuatro “reinos”, constituyen una auténtica amenaza en nuestras calles. Al
menos los componentes que no han decidido abandonar la violencia y están
implicados en numerosos casos de robo con intimidación, peleas callejeras,
tenencia de armas, asesinatos y violaciones.

Según el informe policial reservado, los Latin King componen “una de las
organizaciones con mayor implantación internacional”. A pesar de que la
primera detención se efectuó en 2003, pero se estima que la organización se
constituyó en nuestro país en el año 2000. Tal y como dice dicho informe
“un buen número de sus principales responsables se encuentran en prisión o
inculpados por diferentes delitos”.

CRITERIOS POLICIALES SOBRE LOS LATIN KING

Pero la Policía está constantemente detrás de esta banda que, según sus
datos, “provoca en los menores el abandono de sus hábitos escolares y de
estudio y causa enormes problemas en sus entornos familiares y de
relación”. En realidad, tal y como concluye el texto, los responsables de
la organización buscan “el lucro personal y la formación de un verdadero
`grupo de comnbate´ para el dominio del territorio y la supremacá en las
calles”.

Para luchar contra ellos, la Policía ha fijado ocho criterios de los cuales
al menos dos deben cumplirse para identificar a los miembros de la banda:

1. El identificado admite su pertenencia.

2. Es identificado como miembro por sus padres o tutores.

3. Es identificado por un informador fiable.

4. Frecuenta la zona de actuación de la banda y adopta su estilo de
vestido o signos externos asociados a la banda.

5. Es identificado por un informador de fiabilidad menos contrastada y
corroborada dicha identificación por un segundo informador.

6. Es detenido más de una vez con algún miembro identificado de la banda.

7. Es identificado con evidencias tales como fotografías o documentos
similares.

8. Es identificado junto a miembros de la banda detenidos tres o más
veces.

El primer precedente en nuestro país se registró el año 2003 con la
detención en Madrid de varios de sus miembros, que fueron condenados por
diversos delitos de “violación y robos con violencia e intimidación”. A
pesar de que en Estados Unidos han iniciado una reconversión que pretende
hacer de ellos una asociación cultural, en España perviven en su expresión
más violenta.

Según el informe elaborado por la Jefatura Superior de Policía de Madrid
los Latin King es algo más que una banda urbana: es una auténtica red
perfectamente jerarquizada y organizada, con su propia legislación interna,
su código de conducta, sus elementos identitarios y lenguaje. Tal y comenta
el citado informe, en su “Constitución” (también llamada “Biblia”) recogen
las bases de funcionamiento.